Freud: mucho ocultismo y poco psicoanálisis

En un salón apenas iluminado, el joven Sigmund Freud hipnotiza a una mujer que hace varias décadas quedó muda tras sufrir un violento impacto emocional. El entonces estudiante de medicina trata sacar del shock a la anciana a través de innovadoras y revolucionarias técnicas con las que busca demostrar que el cuerpo puede ser dominado por la mente…

Así parte Freud, serie de Netflix y que durante la pandemia mundial se ha
convertido en una de las favoritas del público. Protagonizada por Robert Finster –quien se luce en su papel-, fue rodada en Viena (ciudad en la que se ambienta) y Praga, contando con el apoyo de fondos de televisión de Alemania, Austria y República Checa. Son ocho episodios que insertan al espectador en un mundo que se puede apreciar desde tres aristas: la alta burguesía húngara, que busca abrirse un espacio en el Imperio; la oscuridad de las calles, su suciedad, crímenes y pobreza; y la escuela de medicina en donde se mueven ambiciosos estudiantes que buscan un cupo en la academia.

Para el que piensa que se va a encontrar con la biografía de Freud y el difícil camino que tuvo que recorrer hasta hacerse un nombre como psicoanalista, está equivocado. La serie aprovecha parte de la biografía del médico para encajar una trama que inicia con un extraño crimen de una prostituta y que desemboca en la historia de una familia de Hungría que dejó su país y se instaló en la alta sociedad de Austria a través de sus estrambóticas fiestas en donde la hija (Ella Rumpf) deja embelesados a los asistentes con su belleza y poderes como médium.

Freud encasilla como serie policial pues cuenta con lo que exige el género
decimonónico: crímenes, un investigador (que en este caso es un médico) y una resolución que impacte al espectador. El problema es que en la serie nos encontramos con mucho ocultismo y poco Freud.

El personaje y peso del Padre del Psicoanálisis pasa a segundo plano, usándose sólo como un desencadenante de la trama y no como el hilo conductor. Queda ya para una segunda temporada que se desarrolle el rol principal y que el efectismo visual sea un anexo a una historia que pudo ser hipnotizante.

Freud. 2020. 8 capítulos. Netflix. Idioma oficial: alemán.

Karen Punaro Majluf
Magíster en Literatura con mención en cine.