Arcilla y aceite de coco, aliados perfectos para revitalizar nuestro cabello

Bien sabemos que los productos químicos, la exposición al sol, la contaminación y otra serie de factores externos provocan problemas en nuestro cabello como resequedad, falta de brillo y puntas partidas

Por suerte existen alternativas naturales que nos ayudan a nutrir y reparar nuestro pelo. ¿Has escuchado sobre el tratamiento de arcilla y coco?

Acá te contamos las propiedades de estos productos y cómo aplicarlos.

Las arcilla y aceite de coco, contienen nutrientes que nos ayudan a mantener la salud capilar, restaurando la vitalidad y brillo de nuestro pelo. Y tan poderosos son, que se utilizan como ingredientes base en la fabricación de productos cosméticos.

La arcilla destaca por sus propiedades que ayudan a eliminar los residuos del cuero cabelludo, es ideal además para quienes tienen exceso de grasa. Se dice que la arcilla contribuye a restaurar la queratina que se pierde a causa de las agresiones

Existen varios tipos de arcilla, cada una de un color: verde, negra, blanca, gris, roja, morada con beneficios útiles para tratar problemas como la caspa, caída del cabello e hidratación

Por su parte el aceite de coco es uno de los productos naturales más utilizados y que deberías incluirlo en tu rutina de cuidados.

Este producto es conocido por sus propiedades hidratantes y nutritivas. Se absorbe rápidamente en el cabello y el cuero cabelludo y favorece el mantenimiento de la proteína del pelo, lo que ayuda a mantenerlo más fuerte. Además tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, ideales para evitar infecciones en el cuero cabelludo. Sus ácidos grasos contribuyen a regular el pH del cuero cabelludo, evitando problemas como el exceso de sequedad o la producción excesiva de grasa.

Te dejamos este tratamiento casero fácil de aplicar, ¡!Sigue estos pasos¡¡

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla blanca (30 g).
  • 2 cucharadas de aceite de coco (40 ml).
  • 1 cucharada de aceite de jojoba (20 ml) -opcional-

Preparación

Primero, vierte la arcilla blanca en un recipiente hondo, luego, agrega el aceite de coco y mezcla para integrar los ingredientes.

Si deseas, añade una cucharada de aceite de jojoba para potenciar sus propiedades.

Cuando obtengas un tratamiento homogéneo, procede a aplicarlo.

Modo de Uso

  • Para empezar, humedece el cabello y sepáralo en varios mechones.
  • Seguidamente, extiende el tratamiento desde las raíces hasta las puntas.
  • Déjalo actuar durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuaga con abundante agua fría.
  • Por último, sécalo y peina como de costumbre.

 

Fuente:https://mejorconsalud.as.com/